martes, 11 de enero de 2011

Manifesteando

Me gustan los manifestos. Mucho. Probablemente de una forma un tanto irresponsable. Verán, lo que me gusta, la forma en la que considero, en la que veo a un manifesto, es a un general parado en lo alto de la colina, dandole un discurso a las tropas antes de la carga.

Pero en cuanto las tropas comienzan a bajar la colina, lo unico que importa es romperle la cabeza al ejercito del otro rey. ¿Discurso? ¿Que discurso?

Acabo de leer este manifesto sobre la novela grafica, y no deja de hacerme sonreir:

El origen nacional del artista no obstaculizará su determinación. Las discusiones polisémicas (cómic, tebeo, manga, fumetti, quadrinhos, bande dessinée) se zanjan en este momento. Todos sabemos a lo que nos referimos cuando hablamos de lo que hablamos, nos basta un guiño o un codazo para saberlo. No serán necesarias las definiciones normativas sobre el cómic: un verdadero arte escapa a toda definición. El lenguaje del cómic de hoy no se parecerá al cómic de mañana porque el autor lo estará innovando constantemente. Lo que hoy se pretenda definir no servirá para el cómic de pasado mañana.

3 comentarios:

  1. Yo lei hace un tiempo tal menifiesto, pero no me cierra en nada. Es demasiado gris, no arriesga mucho (y manifestar es arriesgar). Me parece demasiado "políticamente correcto". Me parece que no arriesga porque no tiene mucho con qué: ni siquiera lo firma una persona, ni mucho menos un novelista gráfico o un crítico con peso.

    A vos, en qué sentido te gustan, en general, los manifiestos? En que te hacen reir, en que suelen ser un enano de feria sentado en ese coso que si la gente da en el blanco cae al agua? O "en serio", en que crees que pueda existir una idea expresada en forma de manifiesto, al que puedas adherir y defenderlo, cambiarlo cuando haga falta a fin de manifestar mejor la idea detrás, en lugar de abandonar el barco, como hacen algunos, que ni bien la forma en que se manifiesta tal idea se desligan del asunto sin siquiera intentar reformular la manera de expresar tal idea? Después están los que directamente no creen que un manifiesto ayude a una idea, o que directamente le resta y le aniquila todo valor: "una idea que se pueda manifestar claramente no es una idea a la que yo pueda adherir".

    ResponderEliminar
  2. Me gustan en cuanto a como los entiendo, como dije en el cuerpo del post: un discurso inspirador, un llamado a las armas. En cuanto me siento a trabajar me olvido completamente de el/los manifiesto/s que sea/n.

    ResponderEliminar
  3. Entrevistador: para usted los manifiestos forman parte de "sentarse a trabajar", son parte de "el trabajo"? O son disociables?

    (en realidad paso a suscribirme)

    ResponderEliminar