martes, 13 de julio de 2010

Harvey

Querido Harvey,

Hace unas horas estaba dibujando, y para tomar un pequeño respiro abrí mi cuenta de Twitter. Veo que muchos conocidos y amigos empiezan a hablar de vos, y de repente me doy cuenta que ya no estas entre nosotros.

Me quedé helado. Creo que lo sigo estando. Paré enseguida de dibujar esa pagina e hice el dibujo que esta aquí arriba en un cuaderno. Como un mantra, como una forma de darte las gracias.

No soy la clase de fan de tu trabajo que se leyó todo, todo, todo lo que hiciste. Apenas debo haber leído cuatro o cinco números completos de American Splendor y The Quitter. Pero desde que te conocí supe que eras una de esas figuras que van a aparecen en los libros de historia.

Hace un tiempo, hablaba con un amigo de como vemos que muchos de los maestros que nos influyeron y nos enseñaron a amar el medio nos van dejando, y que debemos luchar para continuar con esto, con el amor al medio. No por una cuestión de ego, de vanidad o de soñar con la clase de despedida que todos te están dando ahora. Lo hacemos porque no sabemos hacer otra cosa. Y eso es lo que debemos pasar a los que tomaran nuestra posta. El fuego, la tinta, las ganas de hacer cosas en cuadritos.

Hay un momento, en esa preciosa película que hicieron sobre vos y tu vida, que siento muy cercano, como un testimonio del potencial y del poder del comic, del hacer comics. Es cuando estás, afónico, junto a Robert Crumb en un comedor, desayunando. Le estas mostrando tu primer guión. El se ofrece a dibujarlo, y vos gritas de alegría, tu voz mágicamente de vuelta. Y, completamente feliz, le decís a Crumb "Sabes, Bob, creo que me has curado".

Me hubiera gustado algún día dibujar una de tus historias. Por el momento, me contentaré con leerlas. Y solo me resta darte las gracias. Por enseñarme muchisimas cosas que nunca voy a olvidar, y, sobretodo, por enseñarme que una historieta son palabras e imagenes, y que uno puede hacer lo que sea con palabras e imagenes.

Espero que allá arriba tengas una colección de discos infinita.

--Loris

No hay comentarios.:

Publicar un comentario